No hay que…

No hay que…

NO HAY QUE…

No hay que dejar que los intelectuales jueguen con los fósforos
Porque señores cuando se lo deja solo
El mundo mental Señoooores
No es muy brillante
Y no bien está solo
Trabaja arbitrariamente
Erigiéndose por sí mismo
Y según dicen generosamente en honor de los trabajadores
Un automonumento
Repitámoslo Señoooores
Cuando se lo deja solo
El mundo mental
Miente.

Jacques Prévert

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *